Layla (AKA Top 10 bandas sonoras incidentales)

Actualizado: jul 17

Dedicada a Paula Velásquez, @escalofriada.


Pues aquí estamos otra vez, escribiendo para sobrevivir o sobrevivir escribiendo. Desde hace semanas tenía muchas ganas de hacerlo, pero no encontraba ni el tema ni el tiempo; así que no saben lo feliz que estoy de sentarme en mi escritorio, lista para dejar volar los deditos en el teclado gracias a la inspiración que la señora Paula Velásquez ha traído a mí. (No se ofenda por el “señora”, le digo “señora” a todas, hasta a mi madre, es un tema mío.)

Durante el mes pasado, recibí varios mensajes solicitando que una de las novelas designadas de Arrowy fuera Sincronía. Yo conocía la novela, pero nunca había tenido el gusto de leerla. Conversé con Escalofriada y felizmente aceptó que dedicáramos parte de este mes a su obra

Comencé entonces a leer Sincronía, sentada en mi cama, la app de Kindle en mano, mi gato ronroneando y mi Spotify sonando. No es el momento de contarles acerca de la novela, estamos en temporada de brujas y esta no es una historia de hechizos a pesar de lo encantadora y envolvente que puede ser su autora. He leído los primeros nueve capítulos (ya que he preparado un test para sus lectores), pero estoy muy pronta de continuar leyendo toda la novela y estoy ansiosa de compartir con ustedes a Layla.


Verán, en Sincronía, Layla es el personaje femenino principal y es uno de esos “grandes personajes” que te encuentras en la vida. Si bien toda la novela tiene esa aura de alta creatividad, innovación, carisma y originalidad; Layla llegó a mí como una invitada que yo no estaba lista para dejar entrar, pero que no pude evitar amar.

Lo primero que hice al leer su nombre, fue cantar en voz baja un “Laaaaaylaaaaa” del coro de la canción del mismo nombre del Sr. Eric Clapton. Hacía unos días atrás había estado fastidiando a una oyente de Radio Arrowy al cantarle la misma tonada ya que su nombre era “Leyla”, con e, pero bueno…, entienden la idea.

Resulta que lo segundo que vino a mi mente después del coro fue mi historia con la canción. Tengo una relación amor-odio con Eric Clapton con respecto a su Layla. Para aquellos que no me conocen y no saben lo de Eric y Patty, vayan y lean mi texto sobre George Harrison (guiño, guiño https://www.wattpad.com/518088837-me-hago-vieja-george-harrison-mi-genio)


Eric compuso la canción tomando como inspiración su amor por Patty y trata sobre un chico que le suplica a una chica que no lo deje en la duda, que le diga lo que siente, que abandone sus miedos y que vea que él es el amor de su vida. Preciosa, definitivamente. Algo acosadora, sí… y si le agregamos la guitarra de Eric, pues tienes uno de esos hits clásicos del rock and roll que todos los amantes del género conocemos.


Layla es vida. Layla es amor no correspondido. Layla es dolor. Layla es rock, buen rock. Layla es una guitarra que puede durar por minutos eternos en los que sabes que Eric llora por Patty. Layla es desesperación. Layla es inspiración. Layla es musa. Layla es… corazón.

Layla es la canción que el Aire me dedicó cuando decidí cortar nuestra relación por primera vez. Cuando le dije, mejor dicho, no le dije, cobardemente que debíamos dejar de vernos. Él colocó en su auto, de regreso a casa, a Eric cantándole a Patty que estaba loco por ella y que no lo deje porque era ella quien más sufriría. Así, con Layla en mis oídos, dormí toda la noche llorando y decidí al día siguiente en retractarme de mi decisión y volver a los brazos de mi Aire. Layla es amor, se los dije, Layla es corazón.

Seguía leyendo Sincronía y encontré, poco a poco, todas las referencias a bandas sonoras incidentales que Escalofriada coloca en los oídos de su Layla. Había Zimmer, había Williams, había Bryan Adams y su composición para La máscara del zorro, había una mujer que conocía de buenas bandas sonoras. Soy una enferma de los soundtracks y de los temas incidentales de películas, todos lo saben… bueno, todos los que me escuchan en la radio y los que me leen, como ustedes.


Ahí, en esas letras, en ese buen libro que estoy leyendo, hay una autora que gusta de algo que llena mi vida de alegría y felicidad. Sonreí para mis adentros y en la siguiente página encontré a Eric cantando. Paula también conocía la historia detrás de Layla. Me había enamorado de Layla y de Paula en tan solo seis capítulos. Mi corazón se abrió y dio un salto hacia la pantalla para abrazar el ebook de Escalofriada, quien no solo era una genio; sino que era una genio que gusta de bandas sonoras y una que conoce de Eric y Patty; Escalofriada es ahora mi amor platónico.

Ok, no lo es. No la conozco, pero nunca me sentí tan identificada con un personaje en tan poco tiempo. Estoy enamorada de Paula y su Layla, lo repito. Fui a escribirle a Rezs y a decirle que había encontrado una novela que tenía que regalársela, que le encantaría, que no podía esperar para terminar de leerla, que lo sorprendería, etc. Una fan enamorada, así estaba yo.


Y entonces, vino la inspiración.


Tenía la idea de escribir algo así, mas no lo hice por cobardía o, quizás, por orgullo de no equivocarme. Un top 10 de mis Bandas Sonoras Incidentales favoritas. ¿Es posible escribir algo así? ¿Con lo enferma y obsesiva que soy con cosas como esta? ¿Sería capaz de elegir solo 10 temas de entre los cientos que adoro?


Pues, en honor y en agradecimiento a Paula por regresarme las ganas de escribir, lo haré.


Aquí dejo mi Top 10 sabiendo que, por mi memoria de pollo, olvidaré más de un tema importante. Y si no les gusta, aquí los espero “parada y sin polo”, vengan de a uno.



TOP 10 : Overture , por Miklós Rózsa - Ben Hur

Inconfundible, épica, romántica, apasionada y con una dulzura en medio que relata el amor de un Judah a su Esther en medio de toda la agonía de su largo camino por encontrar justicia. Han pasado sesenta años y Overture sigue llenando mi alma de valor y fortaleza.


TOP 9: The Godfather Walts, por Nino Rota – El Padrino

¡Ajá! Aquí la melodía que le puso el patrón a todas las películas de mafia que fueran a existir después de ella. ¿Notan cómo la elegancia del vals no solo conmueve, sino que crea un ambiente de suspenso y temor? Eso es exactamente lo que el personaje de Vitto Corleone es: un hombre que ama a su familia y que habrás de respetarlo y temerle porque hará lo que sea por ella.


TOP 8: In a house in a heartbeat, por Jhon Murphy – 28 weeks later

Brrrr… Yo sé que ha sido usada en muchas películas; sin embargo, fue escrita para una de las mejores películas post-apocalisis zombies que existen. El suspenso crece junto con el sonido de tu corazón que sabe que no te queda más que correr, correr y correr. El final es impresionante y perfecto para inspirarte en cualquier escena de acción que desees escribir.


TOP 7: The Poet Acts, por Philip Glass – The hours

Colocar el tono en una película donde lo que manda no son ni los diálogos, ni las escenas de acción, ni los juegos de cámara o los efectos especiales sino, las expresiones corporales de cada actor solo pueden complementarse con la adecuada música de fondo para llenarte de ansiedad de no saber qué ocurrirá con ellos. Es tremenda.


TOP 6: Liz on Top of the World, por Dario Marianelli, Jean-Yves Thibaudet – Orgullo y Prejuicio

Cuando un filme se basa en el poder de su fotografía, la banda sonora es la que debe hacer el resto. Un solo plano del personaje de Elizabeth mirando el horizonte sería nada sin la potencia que inyecta este tema a la escena. Solo dura más de un minuto y creo que es una de las piezas más bellas que he escuchado alguna vez.


A partir de aquí en adelante, he decidido que dedicaré un post específico para cada una de los cinco temas restantes porque cada una merece un análisis más detallado y extenso de lo que podría poner en un párrafo (¿les dije que era obsesiva con este asunto?).


Sin embargo,antes de mi Top 5, aquí mis menciones honrosas con la aclaración de que me fue imposible elegir solo una de Zimmer, Williams o Morricone; pero, aun así, lo hice, y me siento muy sucia por haberlo hecho.


One Summer Day, por Joe Hisaishi – El viaje de Shihiro;

The Imperial March, por Jhon Williams ;

Time, por Hans Zimmer;

Buckbeak’s flight, por Jhon Williams;

Crossing, por Carter Burwell;

The Middle of the World, por Nicholas Britell;

todas y cada una de las de Williams para Star Wars y

(aunque no fue escrita para la película Arrival) no hay forma de dejar fuera a “On the Nature of Daylight”, por Max Richter

TOP 5: Merry Christmas, Mr. Lawrence, por Ryuichi Sakamoto - Merry Christmas, Mr. Lawrence


TOP 4: Pan’s Labyrinth Lullaby, por Javier Navarrete – El laberinto del fauno


TOP 3: Like a dog chasing cars, por Hans Zimmer, James Newton Howard - The Dark Knight


TOP 2: Escape / Chase /Saying Goodbye, por John Williams – E.T. The extraterrestrial


TOP 1: Love Theme, por Ennio Morricone – Cinema Paradiso

¡Jum!… me siento tan frustrada. Creo que lo hice muy mal, cambiaré todo… Ok. No…

Insisto, soy una enfermita de estas cosas.


Gracias Paula por inspirarme en volver a escribir. Gracias a tu Layla que me tiene entusiasmada con un personaje que desearía que el mundo entero conociera. Gracias a la música incidental de las películas. Gracias a Zimmer, a Williams…, gracias a Morricone.


Me voy a continuar con Sincronía, apenas la termine, escribiré la reseña de ley para Arrowy. No puedo esperar para ponerme mis audífonos y seguir leyendo.


#SigueLeyendo

Lima, Perú - Hecha por Frescia Milagros - info@editorialarrowy.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now